sábado, 24 de septiembre de 2016

La llegada de River Song: Silecio en la Biblioteca y El Bosque de los Muertos

River Song es conocido como uno de los personajes femeninos favoritos de Doctor Who. Sin embargo, como un reciente "whovian", apenas sí sabía algunos datos de ella, la mayoría spoilers, tanto de su pasado, presente y futuro. La razón es que no había visto los dos episodios donde ella hace su debut y que son considerados de los mejores en la trama de la serie moderna: Silencio en la Biblioteca y el Bosque de los Muertos.

Se supone que ambos capítulos me los iba a chutar como parte de mi maratón de navidad de Dr. Who. Pero extrañamente, ¡Tardé en verlos casi nueves meses! Ya que los descargue alrededor del 31 de diciembre e inclusive siempre los tenía en el dispositivo, listos para visualizarlos en cualquier momento. Sin embargo, por x o y motivo siempre los dejaba de lado y apenas termine "Silencio en la biblioteca" hace unos tres meses. Aunque no puedo culpar a otra cosa más que mi desidia, debo decir que el efecto "Moffat" fue parte responsable de que tardara otro rato en ver el segundo (sí, esa forma de escribir del guionista donde la primera parte de la historia es lenta, aburrida o extraña y tan desconcertante que en lugar de motivarte a ver más, te hace dar un paso atrás).

No obstante, hace unas horas, aprovechando la flojera pero con la planchada, me puse a verlo para motivarme y oh sorpresa, acabo de disfrutar uno de los mejores capítulos de la serie y por mucho. Así que sin más, aquí va la entrada sobre este excelente doble capítulo que tiene como co-protagonista a River Song.



Datos técnicos: Silence in the Librady & Forest of the Dead fueron obra del guionista estelar de la serie, Steven Moffat. Este había coincidido la trama principal de la biblioteca como una forma de presentar los ángeles llorosos, en especial para la tercera temporada. Sin embargo, este proyecto se termino por cancelar y en su lugar se hizo el especial doble donde se volvía a ver a los Daleks, el mayor enemigo del Doctor (Daleks en Manhattan, Evolución de los Daleks). En compensación, Moffat haría el famoso episodio de "Parpadeo" donde llegarían los ángeles llorosos.

Sin embargo, el guionista tenía la espinita clavada, así que modificó su idea inicial y creo un doble episodio donde tendríamos otro bicho malo pero igual en un escenario tipo biblioteca. Contrario a lo que se cree, River Song fue un recurso que se introdujo de último momento. Se supone la interacción entre el Doctor y los demás arqueólogos sería sencilla, pero como esto no le convencía a Moffat, fue cuando vino la idea de Song.

Para el casting, Russell T. Davies pensó en Kate Winslet, pero finalmente se decanto por Alex Kingston, la cual el productor había visto en E.R. Emergency y debido a su energía como forma de ser, la termino reclutando. La misma Kingston confesó ser una fan acérrima, así que aceptó encantada el proyecto. La filmación se hizo en la vieja biblioteca de Swansea en Gales, esto entre enero y febrero del 2008. Ambos episodios se emitieron entre mayo y junio del mismo año. Mientras Silence in the Library cosechó buenas críticas, el que se llevó las palmas fue su continuación, el cual fue de los programas más vistos de la temporada, teniendo igual un arrollador punch con la audiencia y los expertos.


Argumento: El Doctor y Donna Noble llegan a un planeta llamado Biblioteca en el siglo LI. Tras responder un llamado extraño, se dan cuenta de que el lugar esta vacío, lo cual desconcierta al protagonista. Mientras investigan, un grupo de arqueólogos espaciales lidereados por River Song llegan también al lugar dispuestos a encontrar la causa del cierre del lugar. Entonces, una serie de ataques hacen ver al Doctor que están rodeados por los Vastha Nerada, una suerte de microbios carnívoros que habitan en la oscuridad. 


Con la oscuridad llegando al planeta, las sombras se multiplican y estos atacan al grupo de arqueólogos, mientras el Doctor mira extrañado a River Song, la cual no solo le da datos sobre sí mismo, sino también posee un destornillador sónico como él. 



Todo esto ocurre, a la par que una niña parece observar estos hechos por su Televisión, mientras es visitada por un psiquiatra llamado Dr. Moon. 



Comentario personal: Es curioso como los mejores episodios de la serie moderna hechos por Moffat, sigan padeciendo de forma terrible parte de su genial pero extraña escritura. Ya había comentado en entradas anteriores de Doctor Who como al guionista le encanta hacer una historia con un inicio extraño, con un ritmo semilento y con un desarrollo que al principio es muy pesado, pero termina de forma rápida, estupenda, genial y hasta con deseos de ver más.

Estos dos episodios tienen esa misma estructura y por ello (aparte mi desidia) me costó tanto tiempo verlos. Los primeros 20 minutos de la Biblioteca... son buenos, ya que el Doctor habla con Donna sobre el lugar. Sin embargo, el tener la segunda línea argumental, donde vemos a una niña hablando con sus padres sobre sus pesadillas y con un doctor, que parece ser un psiquiatra, no me terminaba de cuadrar. Por un momento pensé que ambos mundos estaban conectados, pero las declaraciones del propio Dr. Moon me sacaban de onda ("lo que estas viviendo no es cierto, lo que ves en la TV es cierto"). Por momentos no podía evitar levantar la ceja ante esto, pero mejor me concentraba en la aventura en la Biblioteca, la cual debo decir, era lo mejorcito de ese episodio.

Por supuesto, el misterio de River Song también me dejaba desconcertado, pero de mejor manera. Era obvio que la mujer había conocido al Doctor en el futuro y por eso él no la recordaba. Aquí es donde destaca el carisma de Alex Kingston. Ya también la había visto en E.R. y debo decir que había hecho un papel genial como la Dra. Corday y también como esposa del Dr. Greene, siendo de los mejores personajes del serial en su momento. En estos dos episodios, Kingston sigue desplegando carisma y se pone a la par con el Doctor de Tennant, llegando inclusive a brillar más que él.


Sin embargo, uno de los méritos de Moffat es que sabe equilibrar a sus personajes y es que mientras tenemos un duelo dialéctico entre el Doctor y Song, Donna se convierte en una víctima de la Biblioteca y vive un sueño onírico que es muy agridulce, donde se convierte en parte de la memoria de la computadora que rige el lugar y está, para tenerla tranquila, le da una perspectiva de vida con la cual la joven soñó en su momento (tener pareja, hijos y felicidad). Esta línea argumental, intercalada con el frenesí del Doctor y de River por detener al enemigo de turno, me pareció estupenda y le daba aun más realce a lo que estaba pasando (aunque a título muy personal, su final me pareció muy cruel).

Aquí es donde tenemos el prietito en el arroz. Mientras en las demás líneas vemos a un Doctor en su salsa, a un secundario de lujo como River y a Donna brillando aparte, el enemigo a vencer, los Nastha Nerada entran como un enemigo formidable, que es indetenible y que no se puede razonar en absoluto con él, llegando a causar auténtico terror en el episodio del Silencio de la Biblioteca. Sin embargo, en el Bosque de los Muertos, van bajando su nivel y pasan a ser un malo de opereta, que inclusive puede razonar con el Doctor. Claro, me gusto que tomasen el cuerpo de uno de los mejores personajes del grupo de arqueólogos, pero su resolución de "te dare un día" me pareció muy sacada de la manga. Siempre vemos como el Doctor logra vencer a su rival de turno más con astucia y recursos que con algo espontáneo del propio villano. Eso y que luego no sabemos más de ellos, enfocándonos en lo de Donna, River y claro, la computadora.

No obstante esto, se lo perdonó, ya que la resolución de la niña, que no es ni más ni menos la personalidad del ordenador que rige toda la instalación me pareció estupenda. Yo mismo me sorprendí y me di de zapes, ya que todo era bastante lógico. Inclusive, que el Dr. Moon fuese un programa antivirus y que tratara de razonar con la chica, me pareció genial.

Otra cosa que igual me encanto de estos episodios, fue la resolución. Generalmente los capítulos de Moffat tienen un sabor agridulce muy marcado. Este parecía igual, con lo sucedido con Donna. Sin embargo, en el momento que el Doctor vuelve por el destornillador sónico y luego sale hecho la raya hacia la computadora, fue algo sublime, magnifico. Y aunque no es un final 100% feliz, la forma de rematarlo o terminarlo me dejo más que satisfecho. River Song termina como uno de los personajes mejor tratados de la serie (y que como vemos, tenía mucha tela por delante, hasta el especial navideño del año pasado del Doctor). 

En conclusión, "Silencio en la Biblioteca" y "El Bosque de los Muertos" son de los mejores episodios dobles que he visto de la serie. Con una buena estructura, con un desarrollo algo lento pero que resulta contundente y con un final conmovedor, donde River Song brilla con luz propia y aunque dejamos un poco de fuera al Doctor, Tennant la mueve y Donna no desmerece como una companion, no solo con carácter, sino con un trasfondo psicológico bastante profundo. Como dije previamente, el único problema es el villano, que empieza muy bien y se mueve de forma impactante, pero que al último me chafea un poco.


No obstante, la resolución que le dan al misterio de la Biblioteca y de la niña que parece vivir todo ese proceso, estuvo para ponerse de pie. Por algo están considerados entre los mejores capítulos de la serie moderna. De antemano lo digo, son muy recomendables por donde uno lo vea, combinando el misterior, el horror, el drama y la comedia de buena forma.

------------------------------------------------------------------------------------

Saludos a mi companion ^^, así a quienes gustan de esta magnífica serie.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Las Diez Mejores series Harem...según un servidor.

Hace unos días, mientras mi esposa estaba estudiando, para no interrumpirla me puse a organizar el anime que tengo en la memoria de la PC de la casa. Generalmente los ordeno en carpetas de acuerdo a la temporada que salieron, pero me di a la tarea de ponerlos por serie, esto con el propósito de que fuese más sencillo localizarlos. Allí caí en cuenta que mis gustos han ido variando con el paso del tiempo. Como es lógico, mis primeras preferencias se iban hacia el anime tipo "harem" y el cual ha ido desapareciendo poco a poco, siendo ahora mi "target",  el "spokon" y el shojo.

El anime "harem" suele ser el gancho para muchos frikies novatos. Así fue como comencé también, pero la falta de variación en los últimos años en dicho rubro hizo que le perdiera interés. Claro, han salido series que han tratado de romper el molde, pero la gran mayoría siguen queriendo explotar los clichés de siempre.

¿Y que es el anime harem? Según Wikipedia, es un término utilizado en el anime y manga para referirse a un subgénero caracterizado por un hombre generalmente sin muchos talentos, rodeado por mujeres muy alocadas y distintas entre sí y comúnmente viviendo juntos.
Aunque Tenchi Muyo se considera la serie que puso este concepto de moda en EUA, aquí en México el furor empezó precisamente con Ranma 1/2. El ver a un joven interaccionando y enamorando a la chamacada, fue lo que le dio un giro distinto al anime que entonces se veía (que era más del tipo shonen, shoujo y spokon). Series como Love Hina se agarrarían del éxito y darían una pauta que se explotó al máximo al final de la década pasada.

Y aunque las temporadas de anime más reciente nos ofrecen como mínimo un "harem", en realidad esta cantidad ha bajado, esto debido a lo previamente comentado: la falta de originalidad y la rígidez en salirse del canon. Claro, sigue vendiendo porque ahora se integran elementos "moe" y "ecchi" que llenan la pupila del espectador, pero que dejan la historia en segundo plano. Precisamente, mi desencanto con este tipo de series vino por allá del 2006 con la serie Magikano, que está solo mostraba planos de senos y traseros, teniendo chicas muy guapas pero sin nada de sustancia.
Pero ¿Todo el anime harem es así? Por ello, la siguiente entrada hare un recorrido por los que me parecen los mejores de este rubro, al menos a nivel personal. Aunque en algunos el fanservice puede ser un poco pronunciado, la mayoría de esta lista destacan por no solo seguir al pie de la letra los lineamientos del harem, sino también lo hacen de forma excelsa y con un desarrollo de trama como de personajes mucho más trabajado.


-Boku wa Tomodachi ga Sukunai

Proveniente de una serie de novelas ligeras, recientemente terminada, se enfoca en la vida de Kadoka, un joven preparatoriano que es mestizo, teniendo el pelo rubio y por consiguiente, es rechazado por sus compañeros (ya que pintarse el cabello es signo de rebeldía). Sin embargo, un día se encuentra con una chica extraña llamada Yozora que le invita a hacer un club de "amigos" donde personas como ellos puedan tener amistades (...igual de raras), las cuales extrañamente son puras chicas.

Este anime es el típico harem, ya que el protagonista es rechazado por los demás (pese a ser amable y muy paciente) y claro, esta rodeado de chicas atractivas que encarnan los diferentes clichés (la protagonista, la rubia voluptuosa, la lolita, la científica pervertida, el personaje homo homo que no lo es, etc.). Sin embargo, Kadoka tiende a ser mucho más listo que el promedio de los protagonistas de un harem y llega a ayudar indirectamente a las chicas (lo cual provoca el enamoramiento), y donde no se desperdicia la relación con Yozora, la cual es de las mejores que he visto en una de estas series. Lamentablemente, la magia de este anime se perdió con la segunda temporada, la cual desde ahora digo, es infumable y marca un retroceso importante, enfocándose más en el fanservice barato.


-Love Hina
De la obra original de Ken Akamatsu, desde ahora digo que el anime no le presten atención. Sí, tiene un diseño bonito y un opening emblemático, pero prostituyeron demasiado el anime, donde se enfocaron en el fanservice a morir y crearon episodios ridículos y muy aburridos, alejándose de la primicia original: Keitarou Urashima es un joven que ha suspendido los exámenes de entrada a la Toodai, por lo cual tiene que vivir en la posada de su tía Haruka, donde lógico, se encuentra con mujeres bellas, como Narusegawa, Motoko o Shinobu.
Como dije, el manga es una joya. Sí, tiene mucho fanservice, pero la historia y los gags cómicos no se pierden, aparte de que el atractivo de Keitarou esta mucho más trabajado y no solo por gracia de Dios las chiquelas se enamoran de él. También me agradó como se trabajo la relación de la pareja protagonista, donde Narusegawa tiene un peso importantísimo. En general, es el personaje masculino él que las sufre, pero aquí vemos como la chica es bastante insegura pese a ser lista y atractiva. Aunado a esto, el pique con Motoko es muy bueno y tal vez de los mejores arcos argumentales de la historia.


-Infinite Stratos
Otra serie harem basada en una serie de novelas juveniles, la trama se enfoca en Ichika, un muchacho japonés que es de los pocos especímenes de su sexo que es capaz de pilotear un traje de batalla altamente sofisticado. Por ello, es llevado a una Academia de entrenamiento, donde lógico, las chicas son aplastante mayoría. Allí conoce a una ruda japonesa, una niña rica francesa, una china medio chillona, una francesa con rasgos masculinos y una alemana con mucha mala leche.
Este anime en su momento me dio una grata sorpresa. En apariencia es otra serie más del montón, pero la diferencia radica en la diferencia abismal que hay entre las chicas, que pese a ser clichés, en realidad la historia y la trama los trabaja muy bien, al grado que no sabes a quien apostarle. Obviamente, Ichika y Houko las llevan de calle, pero la pelea que le dan algunos personajes, en especial Charlotte o Laura, es digna de mencionar. El problema radica que la segunda temporada es un ENORME asco, ya que se enfocaron en traer más personajes femeninos, lo cual robó esencia a los primeros y que aparte eran bastante sosos. Todo un desperdicio para una excelente primera temporada.


-Clannad "Another"
Considerada una de las historias con más drama que haya visto, nació como una novela visual/videojuego por parte de la compañía Key, que buscaba ser el sustituto de Air y Kanon, pero sin tener escenas de corte erótico. Aunque en el juego puedes conquistar la mano de otra dama, la novela se enfoca más en la trama de los protagonistas, Tomoya y Nagisa. El primero es un joven huérfano de madre que tiene una difícil relación con su padre. La aparición de Nagisa, una simpática pero enfermiza chica, le hace cambiar su percepción e ir madurando, siendo apoyado por algunas compañeras de la escuela y amigas de la infancia.
Siendo sinceros, Clannad no sería un harem, ya que aunque las chicas desarrollan sentimientos hacia Tomoya, jamás los muestran abiertamente. Claro, los Ovas es otra cosa, ya que es donde vemos como hubiese sido la vida de Tomoya sí le hubiese echado el lazo a alguna de las otras protagonistas. Aunque para muchos Nagisa es inamovible, debo decir que Key se lució con las tramas y hay algunas muy buenas, como las relacionadas con las hermanas Fujibayashi o con Tomoyo, que me resultaron encantadoras y con una trama bien construida (y eso en solo 20 minutos), dando oportunidad no solo a las chicas sino a Tomoya de ir evolucionando y adaptándose.


-Amagami SS
Basado en juego de citas muy popular, trata sobre la vida de Junichi Tachibana, un joven que tiene una desilusión amorosa en el día de Navidad y por lo cual queda un tanto amargado, hasta que entra a la preparatoria, donde conoce a una chica determinada que le irá cambiando su vida. Aunque este anime no podría catalogarse como Harem, ya que es más ómnibus (es decir, son varias historias y donde solo una chica es la protagonista), el hecho de que seis damas, muy diferentes entre sí, se fijen en el mismo muchacho, entraría en dicha categoría.
Cuando vi esta serie hace unos pocos años, me sorprendió gratamente y debo decir, me gusto bastante. No solo por el hecho de innovar en el formato ómnibus, sino porque cada trama estaba bien hecha y veíamos una personalidad compleja de cada protagonista, sin caer en el abuso del cliché y mucho menos del fanservice. Sí, hay una que podría ser una yandere y otra que es tipo "moe", pero son de formas muy disimuladas. Cada trama se fundamenta más en el diálogo y como una relación de pareja se puede ir formando poco a poco y no solo en base a simples flechazos. El detalle es que de repente la historia puede ser leeeenta como ella sola.


-Ranma 1/2
Proveniente del manga de Rumiko Takahashi, esta serie se convirtió en el segundo gran hitazo de su autora luego de Urusei Yatsura, trata sobre un joven artemarcialista que por un error cae en una poza encantada donde al momento de echarle agua fría, se convierte en chica. Un lío matrimonial hecho por su insulso padre lo termina atando, pese a su condición, con una chica marimacha llamada Akane Tendo. Sin embargo, más líos y problemas harán que la pareja sea acosada por medio mundo. El anime solo abarco parte de los 38 tomos que duró el manga.
Esta es la serie harem por excelencia, al menos para el fanático mexicano promedio. Antes de Ranma, las series como Sailor Moon, Dragon Ball o Captain Tsubasa dominaban el panorama. Sin embargo, el humor alocado y la parodia disparatada, acompañado de una buena dosis de fanservice modesto y de situaciones románticas engañosas, hizo que esta serie fuese un trancazo a finales de los noventas y hasta la fecha. Y es que cada relación era de lo más desparpajada, donde Akane era acosada por media escuela y cada prometida de Ranma quería matar a la otra para quedarse con él. Por supuesto, cada chica era muy diferente a la otra, lo cual también hacia dividir al fandom sobre quien debía quedarse Ranma. Emblemática a no más poder.


-Ai Yori Aoishi
A diferencia de Love Hina, el anime de esta serie fue la punta de lanza de la franquicia. Basada en un manga de corte seinen y ecchi, el estudio J.C. Staff hizo dos adaptaciones al anime que resultaron ser muy bien recibidas por el público, tanto en calidad de animación como en el diseño de los personajes, así en pulir ciertos detalles de la historia, la cual se enfoca en Kaoru, un joven que ha sido desheredado por oponerse a la voluntad de su abuelo. Su antigua prometida de cuando eran niños, Aoi Sakuraba va a buscarlo a Tokio para continuar el compromiso. Sin embargo, las leyes estipulan que deben vivir juntos, por lo cual rentan una casonona donde más "damas" también vivirán con ellos.
Ai Yori es de los anime harem más románticos que he visto. Sí, en cierto momento de la trama, cada una de las protagonistas mira con interés al protagonista, pero Kaoru se mantiene fiel a Aoi, la cual pese a ser una Nadeshiko en toda la regla, en realidad es muy simpática y agradable, haciendo una pareja entrañable con el protagonista. Sin embargo, esto no exentaba a momentos donde las chicas le coqueteaban a Kaoru no de forma estrambótica, sino que te hacían pensar que hubiesen sido una buena opción, en especial el caso de Tina Foster, que llega a no solo ser carismática por su forma de ser y ascendencia extranjera, sino por la amistad que tiene con el protagonista. Es de estos animes harem que más me han gustado hasta la fecha.


-Kami nomi zo shiru sekai
Basado en un manga de recién término, trata las aventuras de un frikie llamado Keima Katsuragi, que solo se dedica a jugar juegos on line, en especial los de citas, aunque detesta a las chicas 3D. Sin embargo, un incidente hace que una chica demonio llamada Elsie le ponga un collar que le volara la cabeza si no cumple con la misión que le han encomendado: capturar espíritus que están dentro de jovencitas que tienen algún problema emocional fuerte. Para lograr sacar a dicho espíritu, Keima debe provocarles una emoción de gran nivel que lo expulse, lo cual solo se logra conquistándolas. Por supuesto, luego de la misión, la chica en cuestión olvida lo que sucedió.
Este anime llegó a ser una gran revelación y de mi gusto, al menos en las primeras dos temporadas. Aunque incorporaba los lineamientos del harem, en realidad los reformulaba y hasta era más directo en el concepto: tenías que conquistar a la chica de turno para lograr el objetivo. Aparte, teníamos un protagonista atípico, que era indiferente a las damas y que solo lo hacía para no morir decapitado. Esto daba mucho juego a la serie y evitaba que cayéramos en un exceso de romance, sino era más algo psicológico, donde cada chica pese a ser un cliché, en realidad se mostraba con mucho más profundidad. En su momento fue de mis series favoritas, que lamentablemente no supo mantener el ritmo y la tercera temporada me resultó nefasta en todos sentidos (aun pese a la incorporación de Haqua a la trama).


-Ore no Imouto Ga Konnani Kawaii Wake Ga Nai
Otra adaptación de una novela ligera, se enfoca en la vida de Kyosuke Kosaka, un joven que vive un tanto peleado con su hermana menor, Kirino. Sin embargo, un día descubre que esta tiene unos gustos frikies de alto nivel (le encantan los eroges, o videojuegos con temática adulta), lo cual ocasiona que Kirino lo amenace con matarlo si delata su secreto. Para apoyarla, Kyosuke contacta a un grupo de chicas como ella, con los cuales al principio tendrá problemas, pero luego se irán haciendo amigos.
Es increíble como una serie tan buena, con un protagonista carismático, con unos personajes femeninos bien construidos y diseñados, así con un desarrollo que a veces rayaba en lo genial, se eche a perder por el concepto del incesto. Sí, la historia es que tanto Kyosuke como Kirino supuestamente terminan juntos. Claro, si lo hubiese sabido en un principio jamás la habría visto, pero el autor se decidió al final hacer el incesto (ugh). Mientras esto ocurre, la trama se enfocaba en ver como Kyosuke iba enseñándole a su hermana a socializar, mientras las chicas del grupo se van fijando paulatinamente en él. Por supuesto, aquí sale una de mis "waifus", que es Kuroneko, pero también el resto de las protagonistas se defienden muy bien, tanto por su aspecto físico como su personalidad, destacando en especial Ayase y Saori, que se revelan como personajes muy carismáticos. Es una lástima que tan magnífica serie harem se halla ido hacia un lado equivocado.


-Mahou Sensei Negima
No podía ser otro que el rey del harem. Sí, Ken Akamatsu contraataco luego del cierre de Love Hina con su segunda mejor historia, la cual trata de un niño mago llamado Negima que debido a su talento y precocidad, es contratado como profesor en un instituto de corte normal pero femenino. Negi, como le llaman sus cuates, logra en un principio encubrir sus poderes, pero los encantos de sus 32 alumnas pronto hará que les descubra su verdadera naturaleza, lo cual ocasionara situaciones chuscas, con cierta nivel de perversidad, pero también de amor y de batallas cuasi dragonballescas.
Sí, considero a Keima como el "Dios" de las conquistas, pero Negi esta en otro nivel. El aguantar, soportar, escuchar y apoyar a 32 damas, una muy diferente de la otra, es un reto brutal. Y no solo eso, que el autor de la historia también haya podido en cierta forma balancear a tanta dama, me pareció en su momento un trabajo genial. De forma lamentable, el anime solo adapta una pequeña parte del manga, dejando supuestamente lo mejor y en su lugar, haciendo unas Ovas que trataban de cambiar algunos conceptos o de crear otra situación (pues, un reboot) que nunca me gusto del todo. Sin embargo, la serie original hace genialidades y podemos ver episodios donde destaca una chica y así otra trama donde aparece otra, siendo la más preponderante Asuna (que en cierta manera me parecía un clon de Narusegawa).
-------------------------------------------------------------------------------------

Saludos a mi Kuroneko :3, así a quienes gustan de este tipo de animes. 

jueves, 22 de septiembre de 2016

Caricaturas y Cartoons de los Noventa: de Intros y Series.

Hace unos días estaba escuchando música precisamente para inspirarme para hacer la entrada sobre películas y el winamp me marco una rola que hace tiempo no escuchaba. Hablo ni más ni menos que "Run With Us" de Steve Lunt. Para las generaciones actuales esta rola les sonará desconocida, pero en su momento tuvo bastante difusión. Y no tanto por cuestiones comerciales, sino porque salía en una caricatura que tuvo cierta popularidad a finales de los años ochentas, pero sobre todo, en la siguiente década.

Los Noventas, ya he dicho en varias ocasiones, fue una época rara. Sí, tuvo cosas estupendas y hasta diría geniales, pero también los mayores vicios se implementaron en estos años y terminó dando una época que aun estamos viviendo hasta la fecha. Una falta de orden y de buen estilo, así de originalidad llegó a poblar aquellos años.

Por supuesto, no puedo hablar en general, debido a que hubo muchas series de todo tipo que terminaron marcando escuela y teniendo cuotas altísimas de calidad. Aparte, formaron parte de mi vida antes de que llegara el anime. Así que en esta entrada hablare sobre esas caricaturas que fueron parte de mi vida no solo a finales de los ochentas, sino que sentaron precedente en los noventas, amén de que me influenciaron de una manera u otra.


-Los Mapaches (The Raccoons)

La animación canadiense llegó a ser muy fuerte en los ochentas y noventas, teniendo una escuela muy importante que inclusive rivalizaba con la francesa y claro, con la japonesa. Una de sus mejores cartas y que llegó a Latinoamerica, fue esta serie. En un principio fue emitida por el Canal 5 los fines de semana y de manera esporádica, esto para finales de los Ochentas y con un doblaje de Procineas que era muy curioso pero de calidad. Posteriormente, la serie tuvo un reestreno limitado en cable en el recién inaugurado canal Fox Latinoamérica, esto para 1993, donde estuvo por alrededor de dos años antes de salir del aire. 


La trama se enfocaba en una serie de animales antropomórficos que habitan el bosque Evergreen donde el protagonista, un mapache llamado Bert, trataba de sacar adelante su hogar junto con el de sus amigos, a manos del villano de turno. Debo decir que sus tramas y personajes eran muy divertidos, teniendo un deje de adultez en algunos de sus comentarios y situaciones que me gustaban mucho. Pero lo mejor, era el ending que durante mucho tiempo llegó a ser una canción emblemática y que aun hoy en día recuerdo con cierta nostalgia. De manera curiosa, "Run With Us" fue interpretado originalmente y para la TV por Steve Lunt, pero luego Lisa Lougheed interpretó la versión comercial que es más conocida hasta la fecha.


-Peter Pan (Fox)

Fox decidió producir en los noventas una nueva serie animada basada en los personajes de J.M. Barrie, que tuvo relativo éxito por aquellos años, llegando a tener hasta 65 episodios. Lo destacable es que la serie pretendía alejarse del canon oficial y darle un poco más de relevancia a los personajes secundarios, como rediseñar a los principales. En México fue emitida por el canal Fox en el viejo bloque de Fox Kids que tenían los fines de semana, esto en 1993. Nuevamente, teniendo un doblaje "made in Procineas" muy característico pero que a veces sus voces no cuadraban demasiado con algunos personajes (en especial Alan Miro que hacía de Peter Pan y que su voz sonaba muy aflautada).


Sí soy sincero, esta serie jamás me llamó mucho la atención. Tenía un diseño precioso y me parecía muy original el cambio en el estilo de los personajes, tanto como Peter y Wendy (esta última, siendo trigueña en lugar de rubia). Sin embargo, la trama era bastante lenta en algunos episodios y el protagonista me resultaba insoportable por su actitud demasiado jovial. Tal vez el que mejor me cuadraba era el capitán Garfio, tanto por personalidad como diseño. Sin embargo, su opening me parecía harto original en su momento y con un toque muy personal. 


-Doug

Nickleodon decidió incursionar en el mercado de la televisión infantil a principios de los noventas y una de sus principales series en su momento fue "Doug", que trataba las vivencias de un joven adolescente que trata de compaginar su vida familiar mientras suspira por la "guapa" Patty Mayonaisse. La serie se emitió con gran éxito entre 1991 y 1994 en Nickleodon pero luego Disney la compró en 1996 y ordeno emitir otras 3 temporadas, hasta 1999. Este último cambio provocó que la serie perdiese popularidad, ya que el formato y diseño fue cambiado, lo cual no termino de agradar a los fans. En México se estreno en el canal Nick y luego en canal 5, esto entre 1996 hasta principios de la década pasada.


Doug, al menos la temporada de Nickleodon (incluido el doblaje, que pese a tener buenos actores, jamás me convencieron como el original), es de esas series entrañables y adorables de los años noventas. La veía a las 7 u 8 de la noche y servía de antesala a la merienda, por lo cual recuerdo verla mientras devoraba un pan con leche o licuado. Diría que fue una de mis primeras series adolescentes, ya que el proceso de crecimiento que vivía Doug también lo experimentaba a la par y llegaba a entender perfectamente como se sentía el protagonista (y con un opening muy original).


-Aventuras en pañales

Rugrats fue otra de las series emblema de Nickleodon en los noventas. Inició en 1991 y tuvo un éxito arrollador, llegando a durar hasta 13 temporadas, esto para el 2004. Su importancia fue tal que se generaron varios spin-offs como Rugrats crecidos y una infumable serie donde Angélica era la protagonista. En Latinoamérica llegó a emitirse en canal 5 a mediados de los noventas y por mucho tiempo fue una de las series estelares de la tarde y noche, donde extrañamente se emitía ya en un horario que era muy atípico, como las 8 o 9 de la noche. En Nick se siguió emitiendo hasta finales de la década pasada. 


Debo decir que esta serie me genera sentimientos encontrados, más amargos que otra cosa. El anime estaba levantando en aquellos años y de repente canal 5 comenzaron a sacar más series de corte gringo, entre ellas Rugrats y por supuesto esto generó que me llegase a molestar mucho con esta. Trate de verla pero me aburría y fue hasta episodios más avanzados que le tomé gusto e inclusive, Rugrats crecidos me divertía muchísimo más que los originales. Claro, no puedo negar que su opening era bastante cotorro y curioso. Por cierto, el doblaje de esta serie era muuuuy bueno.



-X-Men

Considerada una de las grandes junto con Batman, esta fue producida por Marvel y Saban. Es curioso como esta serie logró sacar en parte a flote de la quiebra a la editorial, que en su momento pensó en venderse inclusive a DC. Estrenada en 1992 en EUA y que duro al menos cinco temporadas, curiosamente tuvo un piloto un par de años antes que no fue nada bien recibido. Sin embargo, se modernizaron los trajes de los protagonistas y se cambiaron algunas cosas, lo cual provocó que fuese un éxito entre los fans, en especial por su emblemático opening. El argumento se basaba en adaptar algunas tramas famosas de los cómics, como la de "Días del Futuro Pasado" con un tono adulto para aquellos años.


X-Men es uno de mis recuerdos más felices pero también emotivos de los Noventas. Apareció en 1993 en Azteca Trece, llegando a emitirla en un principio los sábados a mediodía, pero luego por su éxito, la terminaron poniendo a diario, a las 5 de la tarde. El tono mucho más maduro y con unos diseños de personajes que era muy fiel al cómic, provoco que comenzase mi gusto por este tipo de arte y que inclusive llegará a coleccionar las tarjetas que Pepsi saco en su momento. Reitero, el opening era fabuloso y el doblaje estaba a la altura, teniendo voces emblemáticas, tanto para Apocalipsis como Logan (el único, la latinización de algunos nombres, como Guepardo).



-Gárgolas

Considerada el contraataque de Disney ante las series de corte maduro, se estreno entre 1994 y 1997, teniendo en total tres temporadas y siendo un éxito aclamado no solo por la crítica, sino también por los fans. La trama se enfocaba en la historia de cuatro gárgolas humanoides que en 994 son traicionados por sus amigos humanos y caen en un hechizo que las hace dormir por 1,000 años, donde una reportera los despierta de manera accidental, comenzando una nueva relación de dichos personajes en el mundo actual. 
Esta serie es de las pocas cosas que NO logre ver como Dios manda. Gárgolas se estreno en 1997 en México, justo en el canal 5, técnicamente el año cuando un servidor partió para la universidad. Debido a mi prejuicio con la animación gringa aunado al horario que le habían dado (7 de la noche), provocó que tuviese un enorme recelo hacia la serie pese a que había episodios interesantes y la animación era fabulosa. Sin embargo, pese a mi limitancia con el cable y que podía disfrutarla por antena, realmente no me pegue a la misma y la veo como un mito hasta hoy en día (y eso que tenía un doblaje de primera).


-Garfield y sus amigos.

Producida por el mismo estudio que actualmente hace a los Simpsons y Los Reyes de la Colina (irónico), fue una de las series más éxitosas de los años noventas y duró alrededor de siete temporadas, teniendo casi 121 episodios (esto entre 1988 y 1994). Cada episodio tenía 3 cortos, dos en los cuales se enfocaban en las aventuras de Garfield mientras el otro era para los chicos de la granja, donde animales antropomórficos pasaban aventuras y situaciones graciosas. Es considerada un hito hoy en día y una de las adaptaciones más famosas de personajes de historietas, lo cual motivo inclusive la salida de su rival, Heatcliff con poca fortuna.


En México, el estreno de Garfield llegó de buena manera en canal 5, emitiéndola a principios de los noventa en la tarde. Sin embargo, fueron las retransmisiones en el cable, en especial en canales como TVC o Cable Kin, donde la serie tomó mucha más notoriedad. Debo decir que al ver un episodio de la serie hoy en día, me trae recuerdos de cuando regresaba de la escuela y mientras comía, disfrutaba algún episodio del gato flojo y comelón en compañía de Oddie y su amo, John Bonachón (Arbuclke). Por cierto, el intro estaba genialmente doblado y este trabajo, a cargo de actores chilenos en especial Sandro Larenas, marco uno de los mejores trabajos de dicha industria hasta la fecha. 



-El Laboratorio de Dexter

Una de la series estandartes de la animación en los años Noventas y que significó un cierto resurgimiento en el estilo gringo, estuvo a cargo de Gendy Tartakovsky y que fue considerado dentro del bloque "Cartoon Cartoon" en su momento, donde varios realizadores novatos sacaban proyectos que pudiesen ser material para ser serializado. La trama se enfocaba en la historia de un niño genio llamado Dexter y como logra salir adelante pese a las metidas de pata de su hermana mayor Diddie. Aunque se emitió en corto con un doblaje de corte americano (hecho en Los Angeles) en 1995, para 1996 la serie comenzó a emitirse hasta inicios de la década pasada en el Cartoon Network con gran éxito, al grado que Televisa también colaboro con su emisión posteriormente. 
Dexter fue de esas series que igualmente fueron parte de mi transición entre mi vida familiar y la universidad. Sin embargo, el estilo de dibujo y las tramas de la misma me engancharon mucho mejor de lo que hizo Gárgolas u otra animación de corte americano. Aparte, consideraba a Dexter un trabajo mucho más artesanal y por consiguiente, con menos tapujos o clichés, pero teniendo una gran cantidad de diversión y originalidad en sus historias. Inclusive, la inclusión de la Liga de Superhéroes y de Monkey era estupendo, amén de tener un doblaje que ensalzaba más la comedia.


-Capitán Planeta y los Planetarios.

Considerada la serie estandarte del ecologismo a principios de los noventas, tuvo un gran éxito por aquellos años, al grado que luego de unas primeras tres temporadas producidas por DIC, las siguientes tres estuvieron a cargo de Hanna-Barbera, teniendo en total más de 100 episodios. La historia se enfocaba en la historia de cinco jóvenes elegidos por el espíritu de la Tierra, Gaia, para llevar los anillos de poder que tenían cada uno un elemento, como la Tierra o el Agua y que al momento de combinarse, formaban al Capitán Planeta, un héroe con superpoderes que vencía a los villanos antiecologistas de turno. Lo destacable es que los chamacos eran de diferentes partes del Mundo, lo cual hacía hincapié en la diversidad cultural (lo curioso era Linka, que la marcaban como de la Unión Soviética en aquellos años).


En su momento, Capitán Planeta fue una serie muy promocionada por los medios. Aunque continuamos con problemas de este tipo, el ecologismo fue algo peliagudo en los noventas. La serie reforzó esa mentalidad de forma muy importante no solo en EUA, sino también en México, aunque este cartoon se estreno hasta dos años después y de manera limitada por Televisa, esto en un horario vespertino y con episodios casi cada tercer día. Posteriormente, la dieron hasta en bloque de tres episodios los fines de sábado. El intro me encantaba y el doblaje, pese a haberse cambiado los actores. Pese a la fama, debo decir que algunos episodios eran...bueno, medio aburridos. Típica "animación gringa" de esos años.


-Hey Arnold

Una de las series estandartes de Nickleodon, pero de mediados de los noventas, se convirtió en un hitazo, lo cual le garantizo durar 8 temporadas, entre 1996 y el 2004. Inclusive, la serie termino no por falta de popularidad, sino por el encontronazo que hubo entre su creador y la cadena. La línea argumental se enfocaba en un chico llamado Arnold (y con cabeza de forma de balón) que vivía con sus abuelos mientras tenía las aventuras propias de su edad junto con sus amigos, personajes secundarios que eran bastante entrañables pero que a la vez daban una lección de vida de forma más adulta y donde destacaba la propia Helga Pataki, que se volvió uno de los primeros personajes femeninos tsunderes de la animación gringa. En México, la emisión de Hey Arnold! llegó en 1998 y tuvo igual éxito, aun pese a que el doblaje sufrió varios cambios, esto debido a la salida de algunas voces y la madurez de otras tantas.
A diferencia de Gárgolas, debo decir que esta animación sí la vi mucho más, aunque de forma fragmentada. La razón es que fue de esas series que me tocó en mi estancia en la universidad, donde entre los estudios y el anime, me terminaron comiendo el coco. Para rematar, cuando la serie tuvo su retransmisión más famosa, esto a principios de los 2000 y en un buen horario, no pude disfrutarla, ya que tenía mi típica crisis y fue cuando deje de ver mucha televisión. Por suerte, cuando estuve en casa un tiempo después y las retransmisiones de Nick me permitieron disfrutarla de una u otra, en especial en las madrugadas. El intro no tenía nada de especial, pero lo compensaba un doblaje de primer nivel y con unos personajes geniales, como la mencionada Helga, jejeje. 

------------------------------------------------------------------------------

Saludos a la dueña de mis quincenas x3, así a quienes gustan de este tipo de series.

martes, 20 de septiembre de 2016

Dos películas palomeras del Verano: X-Men Apocalipsis y Tortugas Ninja Fuera de las Sombras

Este año ha sido el verano que menos he ido al cine. Claro, desde el 2007 cuando comencé a salir con mi esposa. En parte podría achacarlo a la cantidad de trabajo que tuve en esos meses pero también al escaso interés que me despertaron muchos de los filmes que se estrenaron en dicha temporada, al grado que tuve que esperar hasta que aparecieron las versiones digitales para chutarmelos. 

Y debo decir que realmente valió la pena NO gastar dinero en dichas películas. Ya de por sí había tenido unas elecciones de la patada donde mi esposa y un servidor salíamos del cine con expresiones perplejas o de "ah, estuvo más o menos, ¿no?", al grado que las elecciones de mi mujer resultaron por mucho más entretenidas o divertidas. Inclusive, la perspectiva de ver la tercera película de Bridget Jones es más halagüeña que la mayoría. Salvo por Star Trek Beyond y una que otra, este verano fue horrible. 

Tampoco digo que las dos películas que voy a analizar a continuación fuesen totalmente horrendas. Es más, son entretenidas y hasta me emocionaron, pero el efecto posterior a verlas me dejo sin mayor emoción y sin deseo de verlas por una segunda vez. Siento que volvemos a entrar en esa crisis que tuvo la industria a finales de los años sesenta, cuando todo se apegaba a refritos con un realismo exagerado y una historia nefasta, que Star Wars vino a ser la ruptura para una nueva gloria. 

En fin, vamos a analizar, no con tanta alegría y gusto, dos películas que esperaba ansiosamente pero debido a sus críticas, las deje para después. Y reitero: valió la pena esperar.



-Tortugas Ninja 2: Fuera de las sombras.

Argumento: han pasado dos años después de que las Tortugas Ninja derrotasen a Destructor y le dejaran todo el crédito a Vernon, el cual ahora vive como el mayor héroe de Nueva York. Los cuatro hermanos continúan con la defensa de la ciudad entre las sombras (sí, lo dicen varias veces) pero Rafael se encuentra harto y desea algo de reconocimiento. En esas, Destructor logra escapar de las autoridades y se encuentra con un científico, Baxter Stockman, que trabaja para él luego de pasar por un portal dimensional donde Krang lo confronta y le pide ayuda para ir a su mundo y regirlo con puño de hierro. Las tortugas deciden detenerlo, pero una sustancia llamada mutageno los pone en un aprieto, no solo por crear a dos rivales poderosos (Rocksteady y Bebop), sino también les da la oportunidad de convertirse en humanos.

Comentario: La saga de las Tortugas Ninja en el cine tuvo su fama y fortuna a principios de la década de los noventas, con un filme que cosechó muchos éxitos pero que se alejaba de la mística de la serie de televisión, la cual había creado la fama de los quelonios. Extrañamente, cuando las dos películas de la primera trilogía trataron de irse por el punto cómico, fue cuando fracasaron. Por suerte, tanto el cómic como las series animadas se han logrado mantener en el conocimiento del público, llegando a adaptarse a estos tiempos. De forma lamentable, no ha sido así con estas nuevas entregas cinematográficas.

Estoy de acuerdo que la metida de mano Michael Bay y de sus directores allegados como Liebesman fue tratar de reformular el concepto a un grado extremo que les hizo mucho daño. Aunque divertida y con unos conceptos que sonaban interesantes, el hecho de convertir a las tortugas en tipo "nigga" (sin ser ofensivo) y dotarlas de efectos al estilo "Bay/Transformers" daño demasiado al filme. Inclusive en su momento el propio Bay trato de darles un origen distinto, que al momento de saberse por los fans, fue descartado debido al repudio que tuvo. Esto provoco que la primera película tuviese un recibimiento frío por los fans y la crítica. 

Este forma de tratar un concepto, que en el papel suena bien y luego lo terminan desmadrando, logró ser aminorado en esta secuela dirigida por Dave Green e inclusive hace una historia mucho más compleja y más aterrizada, llegando a incorporar personajes de la serie televisiva original y con gran acierto, aparte de limar a las cuatro tortugas.


El carisma de los protagonistas volvió a ser importante. En la anterior película, Rafael llegaba a ser la tortuga oposicionista mientras el resto formaban un grupo muy aparte. En cambio, aquí se hace más hincapié a las características de cada una, donde Donatello es el nerd, Miguel Ángel es el fiestero, Leonardo el líder y Rafael el impetuoso. Pero también se les quito el famoso concepto "nigga", donde dejaron de moverse como tal y adoptaron inclusive una postura mucho más natural. Aquí es donde veo que el concepto que trataron de incorporar en un principio funcionaba y muy bien. 

La otra es que el tratamiento de los personajes como Abril, Destructor, Vernon e niclusive Casey Jones estuvo bastante respetable. Megan Fox dejo de mostrar sexualidad y ahora se le ve más como una reportera. Destructor dejo de parecer un robot y lo hicieron más como villano pensante. Inclusive, no me molesto el cambio que le hicieron a Stockman de etnia, ya que su personalidad y forma de ayudar a su jefe era igual que en la serie animada.

Aquí es donde tenemos los dos grandes aciertos del casting: Bebop y Rocksteady. Literalmente son iguales a la serie animada, aunque claro, con muchos gags y porquerías de estos años, pero que los hacen igualmente nefastos y asquerosos, pero siendo los típicos villanos de fuerza bruta y nada de cerebro. Esto igual se replica con Krang, que viene a ser el malo maloso de la trama, teniendo muchos guiños a su robot que usaba en la serie animada.

Sí vemos, la película tenía potencial y mucho, inclusive con una historia mucho más sencilla. El problema es que los conceptos nuevamente no son aterrizados de la mejor forma y esto ocasiona el síndrome de la primera película: esta se desmadra en el último tercio, esto cuando las cuatro tortugas deben tomar la decisión de ser o no ser humanos. Aunque se trata esto de buena forma en la primera parte, jamás se termina de explorar bien y es que el hecho de querer darle ritmo a la película hace que muchos momentos sean vistos de manera superficial. Es como si el quitarle velocidad le hiciese daño.

Por ejemplo, sí lo comparamos con la película de 1989, notaran que aquella era mucho más lenta e inclusive su acción era menor. Sin embargo, los momentos de drama y reflexión, en especial cuando las cuatro tortugas se van a una cabaña a curarse las heridas es de los mejores de la película y le permiten realzar la acción que viene posterior cuando pelean contra el clan del Pie y al mismo Destructor. En cambio esta no dejan de pasar cosas, pero son tantas y no dan un respiro que para el último tercio, la batalla final se sentía muy fría y sin mayor drama. Inclusive, la pelea que se tiene en el Brasil me resultó innecesaria y solo sirvió para otro enfrentamiento que no resulta del todo bien. Esto se ve sobre todo con Destructor, que parece ser un gran villano pero al desaparecerlo de repente por cuestiones de historia, resulta demasiado abrupto y hasta sin chiste.

Para rematar, esta forma de pulir las cosas se ve igualmente en el doblaje que me resulta asqueroso. Sí ya de por sí me había molestado el cast de las cuatro tortugas en su momento, acá aunque se ven mejor actuados, el hecho de usar unos horrendos startalents (de los cuales ni mencionare su nombre) en papeles claves, me resultó en su momento nefasto, tanto por su voz como actuación. Tal vez el que hizo a Krang se defendió de forma decente, ya que me recordaba al tono aflautado que usaba Hermán López, pero aun muy lejos de la calidad de usaba dicho actor con este villano.


Tal vez de las cosas positivas es que la fotografía dejo de ser tan frenética y tenemos tomas mucho más acertadas y hasta dinámicas, aunque con poca ayuda de la música que seguía siendo de la normal (aunque en los créditos incorporaron una versión modernizada del tema de la TV). Al menos no me puedo quejar de los efectos especiales que en eso no han disminuido su calidad, sino al contrario, han aumentado con el diseño de los cuatro hermanos.

En conclusión, Tortugas Ninja 2 Fuera de las sombras es una película muy irregular. Tiene buenos conceptos, recupera algunos entrañables y nostálgicos (Rocksteady, Bebop y Krang), mejora el perfomance de las cuatro tortugas y aterriza mejor al sex symbol de Abril O´Neil. Sin embargo, como su predecesora, no logra desarrollar de forma contundente lo que presenta en la pantalla, ocasionando que el último tercio no tenga impacto y hasta resulte aburrido. 

No niego, me divertí y me la pase bien viéndola, pero solo apagando el cerebro un rato, ya que sí me ponía a analizar algunas cuestiones de la trama (reitero, el viaje a Brasil me parece de más), me dejaba un tanto desconcertado y hasta molesto. Aunque sí la comparado con su predecesora, es mucho mejor. Lástima que la fama le haya tocado y por eso su recaudación es mucho más baja. 

¿Recomendable? Pueeees, como dije en su momento con la primera, solo sí eres fan de la serie. Sí te apegas al factor nostalgia seguro te encantará, pero viéndola como un producto por sí mismo, tiene muchas fallas y es algo malita. Una lástima, ya que los trailers se veía mucho más prometedora. 



-X-Men; Apocalipsis.

Argumento: En Sabah Nuhr es un poderoso mutante que rige con puño de hierro el viejo Egipto. Sin embargo, en el momento que transportaba su esencia a un mutante para volverse más poderoso, hay un golpe de estado donde es encerrado en una cripta antes de que pueda terminar la transferencia, dejándolo en un estado de latencia. En el presente, Charles Xavier dirige su escuela para jóvenes superdotados mientras Mistique y Magneto tratan de hacer su vida. Sin embargo, el despertar de En Sabah Nuhr provoca que cada quien tome un bando, a la par que Xavier tiene que renunciar al pacifismo de su academia y nuevamente convocar de manera directa a los X-Men.


Comentario personal: El problema con las películas actuales, tal como esta y la que analice anteriormente, es su falta de una trama bien desarrollada pero sobre todo, bien asentada. A veces siento que los escritores y directores tienen la idea de que solo por el hecho de presentar algo, uno debe entenderlo o comprenderlo tal como ellos lo ven. Digo, solo así me he podido explicar el porque de repente un tipejo como Simon Kinberg siga haciendo guiones y alguien los siga "dirigiendo". 

Extrañamente, cuando Kinberg mejor ha trabajado es cuando hace "inicios". Su guión con Sherlock Holmes de Guy Ritchie o la primera X-Men (Nueva generación) tienen tintes de genialidad. El problema es que las continuidades son de menor calidad o de plano puros bodrios. Esto en base a que Kinberg quiere dárselas de genial y crea tramas que tratan de abarcar la mayor cantidad de conceptos. Esto lo llamaría "El síndrome de George Lucas". 

Lucas hizo un genial trabajo con la primera trilogía. Sin embargo, logró hacerlo debido a que las limitaciones técnicas le impidieron irse por otros derroteros, por lo cual tuvo que enfocarse en contar una buena historia para compensarlo. Este fenómeno no es nada raro y lo hemos visto recientemente en filmes como Deadpool, que no solo resultan divertidos sino también bien contados y desarrollados. En cambio, cuando tienes todo el dinero del mundo, a veces no sabes como moverse o que hacer y te vas por otros apartados más específicos y terminas creando cosas imposibles. Lucas trato de contar tantas cosas con su trilogía nueva que termino por engorrarla a un nivel que dejo aturdido al espectador promedio. 

Y sí,, la comparación esta con DC y sus películas recientes de superhéroes. Cosa que también le ha afectado a Fox y a Sony, la cual esta última optó por dejar el relevo de la historia y mejor pasárselo a Marvel, teniendo excelentes resultados con su aparición en The Avengers. Y es que aunque a pocos les guste, Marvel ha podido salir avante ya que ha preferido contar algo sencillo pero bine hecho y que funcione. A algunos les resultara una fórmula tramposa, pero vamos, que funciona. 

El detalle es que no sé cuando Kinberg comenzó a tratar de innovar y dejó de lado las bases. Ya habíamos visto parte de esto en "Días del Futuro pasado" que apenas había logrado solventar, teniendo lo mejor de las dos sagas de X-Men. De forma lamentable, no pudo mantener el nivel con esta nueva y es donde vemos su mayor defecto: su egocentrismo. 


X-Men Apocalipsis es una película egocéntrica y poco empática. Aunque tiene una historia que a primeras cuenta parece funcionar, el hecho de incluir demasiadas referencias y momentos, termina por fastidiarla. Inicia bien, diría de manera estupenda, ya que nos presenta a todos los protagonistas. Desde el grupo de Xavier hasta la vida familiar de Magneto. Sin embargo, sí lo vemos en retrospectiva, las actitudes que toman tanto este como Raven son totalmente fuera de su personaje. Claro, funcionan de manera posterior cuando vemos que la causa de Magneto para volverse villano es porque mataron a su gente. No obstante, esto no se trabaja del todo y por eso cuando vuelve al "redil" también suena como algo predecible. 

Sin embargo, pese a esto, el resto del primer tercio funciona muy bien, donde vemos la Academia de Xavier y la política que tiene con respecto a los mutantes. Tal vez el problema pase por los nuevos X-Men, donde el nuevo Scott Summers no resulta ser tan carismático para ser el líder del grupo. Sin embargo, el joven Nightcrawler y Jean Grey me resultaron muy buenos (Sophie Turner no me parece guapa, pero tiene un carisma que la hace muy bonita). Inclusive Storm, Psylocke y Ángel salen bien retratados. 

El problema viene con el ataque a la Mansión. Luego del nuevo gran momento de Quicksilver, la cosa se cae a pedazos. Primero matan a Havock de manera extraña y usan esto para animar a su hermano a tomar la batuta como héroe. Luego se inventan una trama donde Striker llega para llevarse a los mutantes y lo justifican con el primer encuentro entre Jean y Wolverine. Este exceso de trama echa por tierra lo bien que se había trabajado en el primer tercio y para colmo, no lo usan tampoco para aprovechar el potencial de Apocalipsis, que al principio sonaba como un gran villano, pero se va diluyendo poco a poco. Cierto que el guión hace un montón de guiños a los cómics de los X-Men y sus tramas, pero en lugar de ser adornos, se convierten en justificantes para crear varias líneas argumentales que quedan de más.

Los personajes van perdiendo fuelle y Mystique se vuelve una aliada más sin motivo de fuerza e inclusive de repente Moira se ve de más en la trama, sin saber donde meterla (inclusive se ve un poco ridícula vistiendo el uniforme y solo piloteando la nave de los X-Men). Esto alcanza igual a los 4 jinetes que resultan muy parcos (en especial Ángel) y al propio Apocalipsis.

Ya en su momento me había quejado de Kinberg, pero tampoco hay que olvidar que Singer también fue co-escritor y se nota, ya que este hombre tiende a sobresaturar algunos momentos, provocando que la trama se torne lenta a morir. Y lo peor es que los personajes que debían destacar, terminen como un alfeñique. Esto pasa con el villano principal que para el último tercio vemos sus grandes poderes pero de manera muy reducida, al grado que Phoenix logra liquidarlo con un solo aletazo (cuando Apocalipsis es tremendo y poderosos. Sí, Jean es potente, pero al menos debió verse algo más).

En fin, que la batalla final resulta insignificante y hasta poco emocionante, lo cual vergonzosamente me resultó mejor la escena final de las Tortugas Ninja que esto (ya que ambas películas las vi en días consecutivos). No es que este mala, pero el contexto previo resulta tan pobre que la película no termina por emocionar. En conclusión, se desaprovecha a Apocalipsis y este resulta más un "peón" para la evolución de los X-Men, más que ser un enemigo a quien vencer.

Por supuesto, no me puedo quejar del CGI, de los grandes guiños de los ochentas (como el de Star Wars) o de la música, donde John Ottman hace un genial trabajo, pero no terminan por salvar a la película que me resultó un tanto decepcionante. Ya muchos se habían quejado de la misma y como había patinado, pero en el fondo esperaba que fuese un poco exagerada dicha crítica. Pero en realidad resulto ser cierta de manera abrumadora y me dejo un sabor de boca un tanto amargo. 

Por cierto, debo decir que el doblaje sí estuvo a la altura y pese a tener voces "nuevas" en el mismo, no me desentonaron en absoluto y supieron responder perfectamente a las interpretaciones. En eso no puedo quejarme tampoco.


En conclusión, "X-Men Apocalipsis" es una película fallida. Luego del grandioso éxito de la primera y de un regreso bastante bueno de Singer con la segunda, está vuelve a mostrar las fallas que caracterizan a Singer y Kinberg: un guión pretencioso, donde las tramas se justifican por guiños o cosas insignificantes (lo cual le resta velocidad y ritmo a la película), con personajes sumamente desaprovechados y con algunas caracterizaciones que no estaban al nivel (el chico que hace a Ciclope como Oscar Isaacs que pese a su maquillaje y vestuario no le dan la talla a Apocalipsis), hace que la película sea un despropósito. Esperaba una batalla final espectacular, con un villano imponente, pero me dieron una suerte de bolsa de boxeo y con una resolución del nabo. 

El problema es que pese a la excelente escena de Quicksilver y otros detalles, no terminan por levantar la película y al contrario, se sienten como un refrito innecesario de la anterior.

Lo desastroso es que inclusive me pareció un poco más malita que las Tortugas Ninja 2. Con eso digo todo. ¿Recomendable? De nueva cuenta, sí eres fan de la saga esta bien, pero debo decir que los fallos argumentales sí la tumban y que las caracterizaciones no estuvieron a la altura (con honrosas excepciones). Se dice que habrá una cuarta, pero espero se mejoren y no caigan en este hoyo de nueva cuenta.

-------------------------------------------------------------------------------

Saludos a mi propia Moira :3, así a quienes gustan de este tipo de películas. 

lunes, 19 de septiembre de 2016

Fruits Basket: uno de los mangas shoujo estelares de la etapa de Vid

Cuando mi mujer y un servidor estábamos recién casados, tuvimos el típico trajín de juntar nuestras cosas en donde vivíamos. Eso involucraba desde ropa, pertenencias personales como libros y zapatos, hasta mangas. Como es normal, mi esposa comenzó a leer mis colecciones que tenía (Rurouni Kenshin, Dragon Quest, etc. etc.). Sin embargo, ella no tardo en recomendarme las suyas, las cuales incluían mangas shoujos como Fruits Basket o Karekano.

En la entrada dedicada al manga de esta última serie comenté que el anime me había dejado un mal sabor de boca (Hideaki Anno y sus loqueras), pero que al momento de leer la obra original recupere mi fe en la franquicia. Extrañamente, eso no me pasaba con Fruits Basket. Es más, el anime era una de mis prioridades en su momento, ya que los críticos lo habían tenido en alta estima en su momento. De forma lamentable, debido a la cantidad de trabajo y la falta de un buen fansub, no había podido visualizarlo y por ello, no tarde en chutarme la colección de mi esposa.

Ya había tenido contacto con el manga. Es más, hasta había comprado el primer tomo en su momento, pero el arte extraño de la autora como la disposición de sus paneles me habían vuelto loco, así que volvía a tener reservas sobre si leerlo o no. Mi mujer sencillamente optó por darme un tomo avanzado y que viera la historia personal de una de las amigas de Tohru, Outani. Esto fue suficiente para que me fuese como gordita en tobogán y en menos de diez días ya me había leído la serie de golpe y porrazo.

Debo decir que "Fruits Basket" es de los mejores mangas de su género que me ha tocado leer y disfrutar. Y vamos a ver adelante porque...


Autora: Natsuki Takaya nació en 1973 y comenzó sus pininos a principios de la década de los noventas en la revista Hana to Yume de la Editorial Hakubensha (esta última, que ya hemos dicho en otras entradas, fue originalmente parte de Shueisha, pero opera de forma independiente) haciendo varias historias cortas. Fue hasta mediados de los noventas cuando publicó su primera historia larga que apenas abarco un tomo.

Sin embargo, el éxito llego con Fruits Basket en 1998 llegando a ganar inclusive un premio Kodansha en el rubro de mejor manga shoujo, esto en el 2000. En el 2001, un anime por parte del estudio Deen adapto los primeros 6 tomos del manga, llegando a tener 26 capítulos en su totalidad. El manga acabo en el 2006, teniendo en su totalidad 23 tomos recopilatorios. En México fue publicado por Editorial Vid con la misma cantidad de tomos, esto entre finales del 2005 y principios del 2007. Debido a que el manga en México llegó a alcanzar la recopilación final en Japón, los últimos tomos llegaron con cierto atraso. Este manga se convirtió en una joya en su momento y aunque no fue contemplado por Vid para ser de su primera línea, pronto se volvió de los más populares de la línea shoujo, al grado que trataron de traer más de corte similar (lo cual ya no pudo ser posible debido a la quiebra).


Argumento: Tohru Honda es una chica que acaba de perder a su madre en un accidente. Huérfana también de padre, en su momento decide a vivir con su abuelo. Sin embargo, este al verse comprometido con ciertas reformas en su casa, hace que Tohru prefiera vivir sola, en una casa de campaña, en unos terrenos baldíos cerca de la escuela. En el trayecto a la escuela conoce a los primos Souma, Yuki y Kyo, que son de cierto abolengo, aunque le reclaman de que porque acampo en dicho terreno, ya que resulta ser de ellos (más bien de su primo Shigure). 

Tohru, al volver a su tienda de campaña, descubre que la lluvia inundó el terreno donde estaba. En ese momento Kyo y Yuki aparecen para ayudarla y llevarla a vivir con ellos, bajo el beneplacito de Shigure. Por un accidente, Tohru descubre que ambos primos están bajo una maldición que los convierte en los animales del Zodiaco chino al ser abrazados por alguien del sexo opuesto. Sin otra opción que guardarles el secreto, Tohru comienza a convivir, no solo con ellos, sino con los otros miembros de la familia Souma.


Comentario personal: un problema del cual adolecen las series shoujo en general es el de establecer una historia donde los personajes giren a su alrededor. Generalmente es al revés, donde los contextos de los protagonistas hacen que la historia vaya avanzando (aparte de sus complejos y traumas). Fruits Basket no es la excepción, ya que en sí vemos el trayecto que hace Tohru en conjunto con la familia Souma (en especial Yuki y Kyo) mientras vive en su casa durante los tres años de preparatoria. Sí, en el camino vamos descubriendo a los restantes "maldecidos" y como es que nació dicho hechizo y por supuesto, como Tohru logra erradicarlo de una manera u otra. Así también, como es normal, se va enamorando de uno de los chico Souma y con el cual deciden formar su familia aparte, en un signo de independencia.

Viéndolo así, Fruits Basket no ofrece nada fuera de lo común. Donde radica su fuerza es en la complejidad de cada personaje de la familia Souma, incluyendo a la propia Tohru y sus dos mejores amigas: Outani y Saki. El manejo que ofrece la autora con cada protagonista es buenísimo, hasta diría que es excelente. En general los mangas shoujo abusan demasiado del drama y nos crean personajes movidos en la tragedia, al grado que resultan un tanto lejanos. En cambio, cada integrante de Fruits Basket nos da un panorama no solo potente de porque están allí, sino como es que su personalidad se fue formando con lo que vivieron, aparte de tener un fondo real tanto psicológico como familiar aceptable. 

Cada historia resulta ser diferente a la otra y no se parecen en absoluto, lo cual hace que el abanico de tramas sea fenomenal, ya que en algunos capítulos tocamos la ira que tiene Kyo sobre la familia por su condición de atestado, mientras en otro vemos porque Shigure defiende tanto a Akito pese a lo que ha lastimado a la familia con sus traumas. 

Para rematar, cada trama esta enlazada de tal forma que ves porque no es tan sencillo dejar a la familia Souma o aceptar su propio destino (claro, hasta que llega Tohru y por su actitud comienza a mover los engranes, pero al grado que ella también va cambiando con todos los demás). Esto se ve en especial con Isuzu, que pese a haber perdido su transformación en el caballo, sigue haciendo compañía a Akito por la culpa. Sin embargo, el naciente amor que va sintiendo por la impetuosa Outani hace que comience a cambiar su forma de ver las cosas. No obstante, Outani también le cuesta trabajo decir lo que siente, ya que en el pasado fue lastimada por su madre que le abandono. 

Esta maraña de complejos, traumas y problemas tan comunes hacen que la trama sea estupenda en ciertos momentos y que no caiga en un dramón barato de telenovela, al contrario, es como si nos hiciera vivir realmente lo que pasan los protagonistas. Personalmente no pude dejar de identificar con algunos de los protagonistas, pero no solo con uno, sino con varios de ellos que viven o experimentan en un nivel muy parecido a lo que yo tuve en diferentes etapas de mi vida. 

Sin embargo, otra genialidad de la autora es que también es capaz de crear un tercio final muy bueno cuando se da el enfrentamiento entre Akito y Tohru, desatando un final que es de lo mejor que he visto, no solo a nivel Japón sino en general. Extrañamente, el nivel sobrenatural queda mucho de lado y es que en otras historias, el ver como una chica puede convertir con abrazos a los demás en animales, daría mucho juego para gags cómicos y románticos. Sin embargo la autora deja de lado eso y se centra en el contexto psicológico de la transformación y como esta ha llegado a afectar a los maldecidos, que inclusive en algunos los lleva a replantearse el casarse o tener pareja por el temor a que se conviertan en animales. Esto sobre todo lo vi con el personaje loli-shota como Momiji, que en su momento sacaba mucho gag como tierno y adorable, pero la autora poco a poco lo va dejando a lado y se convierte más en alguien sabio (y algo fastidioso) pero sin verse como un niño pequeño. Y es que se nota que se fue evolucionando de algo divertido y sencillo a una trama más adulta. 

Este punto de realismo con tragedia, lejos de resultar fastidioso y hasta empalagoso, en realidad le pega bastante bien a la serie, la cual igual va madurando conforme la autora avanza en la misma. Al principio parece cómica, pero los chistes van desapareciendo (aunque no en su totalidad) y se da a algo mucho más serio y complejo. Por supuesto, de repente las resoluciones que mete la creadora para algunos traumas es demasiado simple y sencilla, pero resulta bastante amena y sin dejar demasiadas cosas al aire.

Por supuesto, hay personajes que se roban el show como Kyo, Tohru o Yuki, pero los que le rodean también tienen algo que contar, en donde destacaría igual a los padres de Tohru, donde sus andanzas para estar juntos son de un tono muy épico pero a la vez dramático. Por supuesto, el personaje de Akito es uno de los que más van cambiando y tiene unos giros de primer nivel, en especial cuando pasa de ser un sujeto despiadado a convertirse en una joven dulce (suena raro, pero tienen que leerlo por ustedes). Es de esos villanos que realmente le tomas aprecio al final (y no como lo manejaron en el anime, que fue muy unidimensional). 

En conclusión, "Fruits Basket" es de esos mangas que uno debe leer de forma obligatoria. Con una historia sencilla, personajes entrañables, comedia y drama bien dosificados, así con un diseño bonito. 

Inclusive el tono shoujo, este se va girando por algo más seinen por momentos. Divertido, con cierto nivel de comedia, pero sobre todo con personajes con historias propias muy complejas y que están bien entrelazadas, da más para ser una novela que un sencillo manga para chicas. Los romances entre los diferentes personajes no suenan forzados (aunque sí algo fantasiosos, ya que casi cada uno quedo con una pareja, salvo por el pobre Momiji) y tenemos protagonistas que la mueven realmente.

Inclusive, el final me pareció excelente y le dio una buena resolución (algo que los japoneses de repente les falla muy feo), sin dejar nada abierto. Como dije, cuando lo termine quede encantado y aun hoy en día, lo sigo leyendo al menos una vez al año, dejando la misma impresión que antes.


Tal vez el único "pero" es el arte. Al principio empieza feo, no lo niego, pero luego la autora va agarrándole más estilo y ya para los tomos intermedios me parecía bastante bueno. Sin embargo, al final lo hace tan shojo que por momentos no se sentía la misma historia y estaba hasta exagerado. En fin, cuestión más de gusto personal. De todas formas, es muy recomendable y pese a tener ya sus añitos, sigue estando bastante actualizado y con unos momentos que están lejos de caducar.

----------------------------------------------------------------------------

Saludos a mi Komaki ^^, así a quienes gustan de este tipo de mangas.